Social Learning, un modelo de aprendizaje en crecimiento

social learning

redactor

0

Observar tu entorno. Imitarlo. Colaborar con los demás para alcanzar tus objetivos particulares, pero también grupales. Aprender cooperando con otros compañeros/as. ¿Imaginas poder formarte así en la disciplina que desees? ¡El Social Learning o aprendizaje social ha llegado para hacerlo posible! 

El S-Learning se ha convertido en una metodología de enseñanza y aprendizaje muy popular en los últimos años. Con el avance de la tecnología y la creciente interconexión de las personas a través de las redes sociales y otras plataformas digitales, el aprendizaje social ha adquirido un papel fundamental en la adquisición de conocimientos y habilidades. 

¿Quieres conocer todos los detalles sobre él? ¡Los encontrarás a continuación! 

¿Qué es S-Learning? 

El Social Learning es un enfoque educativo que se basa en la interacción y colaboración entre los estudiantes, fomentando el intercambio de conocimientos y experiencias. A diferencia de los métodos tradicionales de enseñanza, donde el profesor es el principal transmisor de información, en el Social Learning los propios estudiantes se convierten en agentes activos de su aprendizaje. 

Este enfoque se basa en la premisa de que el aprendizaje se produce a través de la observación y la participación en situaciones reales. Los estudiantes aprenden no solo del contenido formal presentado por el profesor, sino también de las interacciones y discusiones con sus compañeros. El Social Learning promueve la construcción colectiva del conocimiento, permitiendo que cada estudiante aporte su perspectiva única al proceso de aprendizaje. 

Observación, imitación y perfeccionamiento. 

¿Cuáles son las ventajas del aprendizaje social? 

Para comprender mejor qué es el aprendizaje social y por qué muchas instituciones educativas han decidido apostar por él, es importante descubrir algunas de las principales ventajas del S-Learning. Así, estos beneficios pueden verse reflejados tanto en el alumnado como en el cuerpo docente. ¡Te las mostramos! 

Fomenta la colaboración y la interacción 

El aprendizaje social promueve la colaboración estrecha entre los/as estudiantes. Esto les permite compartir ideas de forma constante, resolver problemas en conjunto y aprender unos de otros. En definitiva: trabajar en equipo como herramienta indispensable de aprendizaje.  

Estimula el pensamiento crítico y la reflexión 

La participación en debates, discusiones o foros es una de las actividades promovidas por el S-Learning. Así, el alumnado, al participar en estos encuentros, es capaz de entender y analizar distintas perspectivas de un mismo tema, así como llegarse a cuestionar sus propias ideas.  

El pensamiento crítico y la reflexión están asegurados en este tipo de metodología, lo que ayudará a los/as estudiantes a desarrollar habilidades fundamentales para su futuro laboral más inmediato. 

Facilita la actualización de conocimientos 

Dadas las características del Social Learning, es posible afirmar que una de sus principales ventajas es la constante actualización de conocimientos. Gracias a la importancia de la interacción con el entorno, los contenidos siempre están en continua evolución. ¡Y esto conlleva grandes beneficios en el reciclaje profesional del alumnado! 

Promueve el aprendizaje autónomo y activo 

Otra ventaja de la metodología S-Learning es que fomenta que el alumnado participe activamente en su propia formación. Así, al promover esta participación, el aprendizaje social desarrolla la capacidad para buscar y seleccionar información relevante de los/as estudiantes. 

Ellos/as mismos/as aprenden de forma autónoma y son capaces de construir su propio conocimiento. Por supuesto, siempre contarán con la guía profesional de los docentes, pero el aprendizaje autónomo es clave. 

Impulsa el aprendizaje para la vida real 

Por último, un aprendizaje para la vida real sería otra gran ventaja. Y es que el S-Learning se basa, entre otras cuestiones, en que el alumnado observe e imite su entorno, sus compañeros/as, sus docentes… ¡Adquirirá habilidades y competencias clave no solo para los desafíos de su futuro profesional sino también personal! 

Características del S-Learning 

El Social Learning se caracteriza por varias cualidades que lo distinguen de otros enfoques educativos. Sin duda, una de las más notorias es que promueve el modelo de aprendizaje 70-20-10. Esta metodología, desarrollada por McCall, Eichinger y Lombardo, en los años 90, apuesta por dividir las fuentes de aprendizaje de la siguiente manera: 

  • El 70% del tiempo y de las tareas debe seguir un aprendizaje experiencial. Es decir, es el alumnado quien aprende por sí mismo a través de la experimentación.  

  • El 20% del tiempo y de las tareas se conforma a través de las relaciones de desarrollo o interacción con otros iguales. Es decir, con otros compañeros/as de formación, así como con las tutorías. 

  • El 10% restante del tiempo y las tareas pertenece al aprendizaje formal, el que se estructura en un aula, bien sea virtual o física. 

Además del método de aprendizaje 70-20-10, el S-Learning dispone de otras características que lo han convertido en uno de los métodos de enseñanza-aprendizaje más populares. Te las mostramos a continuación: 

  • Componente social: una característica muy particular del Social Learning es, como su nombre indica, su componente social. Su principio fundamental radica en que el alumnado aprenda a base de tomar como modelo a otras personas. 

  • Colaboración entre el alumnado: el Social Learning apuesta porque los estudiantes trabajen en equipo -también con el docente-, colaborando y compartiendo conocimientos y herramientas.  

  • Interacción: tal y como indica el método 70-20-10 que caracteriza esta modalidad de enseñanza, la interacción es clave para su desarrollo. Así, se promueve la comunicación y el intercambio de ideas entre los alumnos/as y con el docente.  

  • Uso de herramientas tecnológicas: las plataformas virtuales y las redes sociales, entre otros, son herramientas imprescindibles en la metodología S-Learning. Gracias a su implementación en la enseñanza, se promueve la interacción y el intercambio de información entre estudiantes y con el entorno. 

  • Observación: este es uno de los pilares del Social Learning. Y es que este método defiende que el alumnado aprenda a través de la observación del entorno que le rodea: docentes, compañeros/as, sociedad en general…  

  • Aprendizaje activo: según el S-Learning, el alumnado debe ser protagonista de su propio aprendizaje. De esta forma, se apuesta por la participación activa durante todo el proceso de aprendizaje. Sí existe un cuerpo de docentes que guía la formación, pero no es un tipo de educación unidireccional sino bidireccional. 

Ahora que ya conoces cuáles son las principales características del Social Learning, es momento de dar un paso más: ¡Estos ejemplos de S-Learning te ayudarán a comprender mejor el día a día con este método de aprendizaje! 

¿Quieres saber más? Descubre estos ejemplos de S-Learning 

Existen numerosos ejemplos de aplicación del Social Learning en diferentes contextos educativos. Conocerlos puede ayudarte a entender mejor por qué implementar este método. Algunos de estos ejemplos populares son los siguientes. 

Formación a distancia o en línea. La formación online es uno de los principales escenarios del Social Learning. Gracias al trabajo autónomo y también al colaborativo -con compañeros/as y docentes- el alumnado es capaz de obtener resultados óptimos en su formación. Por ello, cada vez más escuelas de formación en línea apuestan por este método. 

Foros de discusión. Este escenario es, asimismo, uno de los que más apuestan por el S-Learning. En ellos, los/as estudiantes participan en foros en línea para debatir temas, plantear preguntas y compartir recursos. Esto invita a la reflexión, al autoconocimiento, al debate, etc. ¡En definitiva, al aprendizaje social! 

Proyectos colaborativos. Cada vez es más común apostar porque los/as estudiantes trabajan en proyectos grupales. De esta forma, se fomenta la combinación de habilidades, competencias y conocimientos para lograr un objetivo común, así como el uso compartido de herramientas y recursos. 

Los chats, los foros o el aprendizaje basado en problemas son otras técnicas que suelen implementarse habitualmente en el mundo del Social Learning. 

Requerimientos tecnológicos para el Social Learning 

Como se ha señalado anteriormente, el S-Learning y el uso de herramientas tecnológicas están muy ligados. Y es que estos recursos tecnológicos facilitan la interacción y la colaboración entre los/as estudiantes, así como con sus docentes y mentores.  

Entre los requerimientos tecnológicos para el S-Learning más populares, encontramos las plataformas de enseñanza en línea; los sistemas de gestión de aprendizaje (LMS); las redes sociales educativas o utilizadas con fines educativos; las herramientas de comunicación online; o los programas de monitorización de resultados académicos. 

Es fundamental seleccionar las herramientas adecuadas de acuerdo con las necesidades y características de cada entorno educativo. Por ello, la elección de unas herramientas tecnológicas u otras dependerá de cada escuela de formación o de cada caso. ¡El trabajo de reflexión e investigación previo es primordial para obtener resultados óptimos en esta fase! 

Aplicaciones del Social Learning en Moodle 

Ya conoces qué es el S-Learning, cuáles son sus principales características y ventajas, así como algunos ejemplos de esta metodología. ¡Es el momento de ponerlo todo en práctica! Para ello, utilizaremos como ejemplo a Moodle.  

Moodle es una plataforma de aprendizaje en línea ampliamente utilizada en muchos sectores, que proporciona funcionalidades para el aprendizaje social. Algunas de las aplicaciones del Social Learning en Moodle son: 

Foros de discusión 

Moodle ofrece la posibilidad de crear foros de discusión donde los/as estudiantes pueden intercambiar ideas, plantear preguntas y debatir sobre temas relacionados con su formación. Además, los docentes pueden hacer de moderadores, lo que facilita la interacción con ellos/as y el compartir conocimientos. 

Actividades colaborativas 

Las actividades colaborativas de Moodle son otra de las implementaciones clave para el S-Learning. Esta plataforma permite la creación de wikis y trabajos en grupo, que promueven la acción colaborativa entre el alumnado.  

Calendario de eventos 

El calendario de eventos de Moodle facilita la planificación y organización de actividades sociales, como reuniones, exposiciones de contenido o debates. Los/as estudiantes tienen la opción de programar eventos -además del docente-, así como de recibir recordatorios sobre las fechas importantes. 

Mensajería y chat 

Como hemos señalado antes, los chats son una herramienta tecnológica de S-Learning. ¡Y Moodle lo sabe! Por ello, proporciona herramientas de mensajería interna y chat que permiten a los/as estudiantes comunicarse de manera directa y rápida. Por supuesto, esta comunicación también se dirige al equipo de docencia y tutorización. Estés donde estés, la comunicación será posible y efectiva. 

¿Cómo configurar tu Social Learning Environment? 

La creación de entornos de Social Learning o social Learning Environment es uno de los primeros pasos a dar cuando se apuesta por este método. Este es un espacio virtual donde los usuarios pueden compartir conocimientos y contenido, debatir, crear experiencias conjuntas, etc. En definitiva, donde llevar a cabo todas las acciones relacionadas con el Social Learning.  

Sin embargo, esta configuración previa del entorno de S-Learning requiere de algunos pasos clave que debes conocer. ¿Vamos a descubrirlos? 

  1. Fija objetivos: antes de comenzar es fundamental que seas consciente de qué quieres conseguir con el S-Learning. Fijar unos objetivos y estudiar su evolución puede ser clave para conseguir un Social Learning environment exitoso.  

  2. Selecciona las herramientas adecuadas: evalúa las funcionalidades que ofrecen las distintas herramientas tecnológicas adaptadas al S-Learning. Así, podrás elegir aquellas que más te ayuden a alcanzar objetivos. 

  3. Diseña actividades interactivas: crea actividades que fomenten la colaboración y la interacción entre los/as estudiantes. Establece objetivos claros en las actividades y define las pautas para la participación.  

  4. Establece normas de comunicación: en línea con lo anterior, es importante definir cuáles serán las normas de comunicación y participación en el entorno de aprendizaje social.  

  5. Evalúa el aprendizaje social: para alcanzar el éxito, es importante diseñar criterios de evaluación que tengan en cuenta la participación y la colaboración del alumnado. Se deben valorar tanto los resultados individuales como los colectivos. 

En conclusión, el S-Learning se ha convertido en un método de enseñanza y aprendizaje cada vez más relevante en la sociedad. El auge de la formación online sin horarios y al ritmo del alumnado es una de las razones principales. Además, su enfoque colaborativo, la interacción y la construcción colectiva han ayudado a fomentar este crecimiento.  

Sin embargo, debes tener en cuenta que el aprendizaje social no solo se limita al ámbito educativo, sino que también puede aplicarse en otros contextos, como el ámbito laboral o incluso el familiar. En definitiva, se trata de aprovechar las ventajas de la tecnología y la interacción social para potenciar el aprendizaje de los miembros de un grupo. 

UDAVINCI, a la vanguardia del S-Learning 

Las plataformas online de formación han sido las grandes beneficiarias del auge de este modelo, ya que les permite fomentar el aprendizaje autónomo de su alumnado, pero, al mismo tiempo, potenciar la colaboración entre ellos y poner en valor un cuerpo docente que les guíe en el proceso. 

En este sentido, en UDAVINCI, la primera universidad mexicana en línea, también hemos apostado por el S-Learning como método eficaz para el aprendizaje de nuestro alumnado. Sin duda, la clave para ello es ofrecerte una educación cercana, adaptada a tus necesidades académicas y laborales, pero siempre guiado/a por profesionales docentes que te mentorizarán durante todo el proceso.  

¿Quieres descubrir tú mismo/a cómo la Universidad Da Vinci puede revolucionar tu forma de aprender y formarte? ¡Da el paso y confía en la formación en línea oficial con sello de calidad europea! 

 

Titulaciones online que pueden interesarte

¿Quieres conocer algunas titulaciones interesantes? ¡No te pierdas estas formaciones!

Solicitar información

image

¿Tienes alguna duda?

Pais
Información básica sobre Protección de Datos . Haz clic aquí 
Articulos relacionados
Maestría en Derechos Humanos

¿Imaginas tu futuro profesional trabajando por y para los derechos de los demás? ¿Te consideras una persona que ama la justicia y haría todo lo necesario para evitar injusticias?

Inscripción universitaria en línea

La formación en línea es una de las modalidades de estudio que presenta más ventajas para los/as estudiantes.

Salud Ocupacional

Tu lugar de trabajo sea, probablemente, el sitio en el que más horas pases a lo largo de tu vida, además de tu hogar. Por eso, velar por tu seguridad durante la jornada de trabajo es imprescindible para garantizar tu bienestar.

image

¿Tienes alguna duda?

Pais
Información básica sobre Protección de Datos . Haz clic aquí